Tratado contra los madianitas e ismaelitas- Juan de Torquemada

El 5 de Junio de 1449 Pero Sarmiento, alcaide mayor de alzadas de la ciudad de Toledo, en su nombre y en el de toda la ciudad y su término, promulgaba la Sentencia-Estatuto en virtud de la cual los cristianos nuevos y sus descendientes, mayoritariamente los de linaje judío, eran declarados infames, inhábiles, incapaces e indignos para haber todo oficio o beneficio, público y privado, en la dicha ciudad.

El 5 de Junio de 1449 Pero Sarmiento, alcaide mayor de alzadas de la ciudad de Toledo, en su nombre y en el de toda la ciudad y su término, promulgaba la Sentencia-Estatuto en virtud de la cual los cristianos nuevos y sus descendientes, mayoritariamente los de linaje judío, eran declarados infames, inhábiles, incapaces e indignos para haber todo oficio o beneficio, público y privado, en la dicha ciudad de Toledo y en su tierra, término y jurisdicción, con el dual pueden tener señorío en los christianos viejos e facerles daños e injuria y ansí mesuro ser infames, inhábiles, incapaces para dar testimonio e fe como escribanos públicos.

Aquella Sentencia-Estatuto, que, cual poderosa marea, inunda España con los Estatutos de "limpieza de sangre", desencadenó de inmediato una controversia literaria anti- y pro-estatutaria. Entre los impugnadores del Estatuto estaba el cardenal Torquemada, que intervino con un Sermón (1449) y con el Tratado (1450), que aquí por vez primera se publica en edición crítica y traducción castellana.