Expulsión de los Judíos de España, La

II Curso de Cultura Hispano Judía y Sefardí, 1992 Cuando la junta Directiva de la Asociación de Amigos propuso que el tema a debatir en el Curso del 92 fuera la Expulsión, creo que no estábamos buscando una nueva visión de aquel hecho y su tiempo, en el fondo todos queríamos servirnos de la historia para ver si éramos capaces de entender lo que pasaba a nuestro alrededor.
Cuando la junta Directiva de la Asociación de Amigos propuso que el tema a debatir en el Curso del 92 fuera la Expulsión, creo que no estábamos buscando una nueva visión de aquel hecho y su tiempo, en el fondo todos queríamos servirnos de la historia para ver si éramos capaces de entender lo que pasaba a nuestro alrededor. La expulsión siempre nos había parecido algo lejano, algo que se perdía en los recovecos de una Sociedad distante y distinta, pero nuesta propia Sociedad insistía una y otra vez en convencernos que no, que vivimos en un mundo de permanentes expulsiones, expulsiones que revisten otro aspecto en su forma, pero que no dejan de ser muestra de la misma intransigencia, del mismo fanatismo, del miedo a los diferente, del rechazo a todo lo que nos puede servir de referencia para enfrentarnos con nosotros mismos.
Por todo ello se hacía necesario volver a hablar de la expulsión, no ya por coincidir con el quinientos aniversario, sino por dedicar un tiempo a la reflexión necesaria para entender que no hemos avanzado tanto en el proceso de conocimiento entre los hombres.
Y durante unos días, en Toledo volvieron a estar presentes unos hechos que se pierden en nuestra memoria colectiva, para conseguir que no olvidemos, que seamos conscientes que la intolerancia, la violencia en cualquiera de sus aspectos puede, en cualquier momento, volver a expulsar a un pueblo de su tierra, incluso más, puede llegar a matar a todo un pueblo en su tierra.
JUAN IGNACIO DE MESA RUIZ
Presidente de la
ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL MUSEO SEFARDÍ
Junio 1993