Judíos y Lucena, Los - Jesús Peláez del Rosal

Pocas comunidades judías establecidas en al-Andalus durante la época medieval consiguieron tan destacada fama como la de Lucena, cuyo resplandor cultural pudiera compararse al que alcanzaron los círculos literarios hispanohebreos asentados en Córdoba y Granada. Todos los cronístas judíos o musulmanes anteriores al Renacimiento europeo no dudan en calificar a Lucena como "ciudad de los judíos" durante los siglos IX al XI, pues en ella se estableció una aristocrática, selecta y populosa comunidad judía, en ocasiones centro jurídico y cultural de la diáspora de la España meridional.

Pocas comunidades judías establecidas en al-Andalus durante la época medieval consiguieron tan destacada fama como la de Lucena, cuyo resplandor cultural pudiera compararse al que alcanzaron los círculos literarios hispanohebreos asentados en Córdoba y Granada. Todos los cronístas judíos o musulmanes anteriores al Renacimiento europeo no dudan en calificar a Lucena como "ciudad de los judíos" durante los siglos IX al XI, pues en ella se estableció una aristocrática, selecta y populosa comunidad judía, en ocasiones centro jurídico y cultural de la diáspora de la España meridional.

Las páginas de la historia judía de Alisana al-yahud o Lucena, denominada también ciudad de la poesía, son acaso de las más doradas de la diáspora en Sefarad. Lucena fue centro y guía del judaísmo de al-Andalus; sus reconocidos sabios no sólo tuvieron aceptación local, sino que sus opiniones eran consultadas incluso desde el otro extremo del Mediterráneo por dirigentes judíos establecidos en Irak.

Con Los judíos y Lucena se pretende dar a conocer el importante legado de los judíos de Lucena e impulsar futuras investigaciones que puedan contribuir a iluminar esta etapa dorada del judaísmo andalusí.