Ritos y símbolos judíos - S. Ph. de Vries

Considerada como una obra clásica sobre el judaísmo religioso, ya que incluye un exhaustivo recorrido por todas las costumbres y prescripciones de la vida cotidiana, RITOS Y SÍMBOLOS JUDÍOS, que ahora presentamos como primicia en lengua castellana, es inestimable desde todos los puntos de vista. Sencilla y, a la vez, profunda y didáctica, intenta acercarnos al fenómeno de la cultura judía a través de la experiencia religiosa de su autor, que tiene un cuidadoso respeto por las múltiples formas y tradiciones con las que aquella se ha visto relacionada a lo largo de la historia.

Considerada como una obra clásica sobre el judaísmo religioso, ya que incluye un exhaustivo recorrido por todas las costumbres y prescripciones de la vida cotidiana, RITOS Y SÍMBOLOS JUDÍOS, que ahora presentamos como primicia en lengua castellana, es inestimable desde todos los puntos de vista. Sencilla y, a la vez, profunda y didáctica, intenta acercarnos al fenómeno de la cultura judía a través de la experiencia religiosa de su autor, que tiene un cuidadoso respeto por las múltiples formas y tradiciones con las que aquella se ha visto relacionada a lo largo de la historia.

El autor, S. Ph. De Vries -rabino, durante 48 años, de la comunidad judía de Haarlem, en Holanda fue uno de los pioneros del sionismo religioso y también uno de los primeros que supo valorar debidamente el vivo interés que, para los no judíos, cobraban la cultura, la vida y las costumbres de su pueblo. A partir de 1927, y con la esperanza de que esta descripción de las formas exteriores del vivir judío revelara algo del ser íntimo y del sentido profundo del judaísmo, De Vries inició la difusión de RITOS Y SÍMBOLOS JUDÍOS como colaboración semanal en un diario holandés no judío; más tarde, en 1932, apareció como libro.

Aunque al publicarlo se encontró con el rechazo o, por lo menos, la desaprobación de sus hermanos en la fe, De Vries no creyó que su libro causara daño alguno, sino que, por el contrario, tenía sus efectos favorables. La visión del autor está profundamente enraizada en la tradición judía ortodoxa, que él intentaba transmitir con la humildad, la sinceridad y el entusiasmo que le caracterizaban.

Lamentablemente, el rabino De Vries perdió la vida a principios del año 1944 en el campo de concentración nazi de Bergen Belsen. No tuvo la dicha de ver la reconstrucción de su querido país, Israel, por el cual había luchado toda su vida. Su herencia es esta obra que, sin duda, contribuyó y contribuirá a mejorar la comprensión entre judíos y no judíos.

Para la presente edición española hemos contado con la colaboración de Manuel Guillén, licenciado en filologías semíticas por la Universidad de Granada, a quien se deben la transcripción de los términos hebreos utilizados en el original y la elaboración del glosario y el calendario que se incluyen como apéndices al final de la obra.

Pág.:326