Joyas del Midrásh - edición de Jaime Mestre

Lámpara del Señor es el hálito del hombre, que explora hasta el fondo de su ser

La lámpara de tu cuerpo es tu ojo:
cuando tu ojo está sano,
también tu cuerpo está luminoso;
pero cuando está malo,
también tu cuerpo está a oscuras;
mira, pues,
que la luz que hay en ti no produzca oscuridad

Lámpara del Señor es el hálito del hombre, que explora hasta el fondo de su ser

La lámpara de tu cuerpo es tu ojo:
cuando tu ojo está sano,
también tu cuerpo está luminoso;
pero cuando está malo,
también tu cuerpo está a oscuras;
mira, pues,
que la luz que hay en ti no produzca oscuridad

Pág.: 141