Cuatro lecturas talmúdicas - Emmanuel Levinas

Emmanuel Levinas, muerto al final de 1995, es, sin duda, el más influyente y más innovador de los pensadores judíos contemporáneos. Las repercusiones de su obra, que prolonga críticamente la fenomenología de Husserl y la ontología fundamental de Heidegger, se dejan oír hoy en todos los sectores del pensamiento, pero, sobre todo, en la ética y la filosofía de la religión.

Emmanuel Levinas, muerto al final de 1995, es, sin duda, el más influyente y más innovador de los pensadores judíos contemporáneos. Las repercusiones de su obra, que prolonga críticamente la fenomenología de Husserl y la ontología fundamental de Heidegger, se dejan oír hoy en todos los sectores del pensamiento, pero, sobre todo, en la ética y la filosofía de la religión.
Ésta es la primera traducción castellana de un género literario renovado por Levinas: los comentarios talmúdicos. No se trata en epos de sermones piadosos, sino de prolongación y aplicación de las ideas esenciales de un filósofo originalísimo que, al mismo tiempo, permanece muy profundamente fief a la tradición rabínica.
Levinas, el maestro de la responsabilidad más honda que toda libertad, el pensador de la diferencia ética entre la mismidad del hombre y la alteridad de su prójimo, de la Ley y de Dios, hace ver en estas lecciones cómo los talmudistas de la Antigüedad, al detenerse, en apariencia, a discutir detalles legates de poca importancia, pensaron con maravillosa audacia los últimos espacios del drama en que consiste la existencia del hombre.