Memoria de la Ley - Alberto Sucasas

Sorprende e irrita el contraste entre la inmensa deuda de Occidente con el judaísmo y la escasa atención que presta a esa tradición varias veces milenaria. El postergamiento de Jerusalén y la consiguiente promoción de Atenas como único origen de la cultura europea representan un olvido injustificable; también, más aún después de Auschwitz, una gravísima culpa moral y política. A esa amnesia se opone Memoria de la Ley, según una doble estrategia: por un lado, efectuando calas en la tradición judía, bíblica y rabínica; por otro, sondando su presencia en la filosofía contemporánea, ante todo en Lévinas y Derrida

Sorprende e irrita el contraste entre la inmensa deuda de Occidente con el judaísmo y la escasa atención que presta a esa tradición varias veces milenaria. El postergamiento de Jerusalén y la consiguiente promoción de Atenas como único origen de la cultura europea representan un olvido injustificable; también, más aún después de Auschwitz, una gravísima culpa moral y política. A esa amnesia se opone Memoria de la Ley, según una doble estrategia: por un lado, efectuando calas en la tradición judía, bíblica y rabínica; por otro, sondando su presencia en la filosofía contemporánea, ante todo en Lévinas y Derrida.

He dicho ya que Sucasas no razona sobre lo judío, sino desde y hacia lo judío. No es el explorador de algo ajeno, de una exterioridad que despierta en él un interés puramente intelectual. Sucasas es un auténtico habitante emocional de lo que indaga y lo urge, de una realidad que lo provoca tanto como lo constituye. Al oírlo hablar de judaísmo se diría que oímos al judaísmo. (Del Prólogo de S. Kovadloff)

ALBERTO SUCASAS es profesor de Filosofía de bachillerato y profesor asociado de Filosofía Moral en la Universidad de A Coruña, su ciudad natal. Iniciada con una tesis doctoral sobre el sustrato bíblico de la filosofía de Lévinas, toda su investigación gira en torno a la tradición judía y su proyección sobre el pensamiento actual. Ha traducido obras de A. Neher, M.-A. Ouaknin, P. Ricoeur y J.-L. Chrétien, entre otros. Es autor de El rostro y el texto (2001).

Pág.: 217