Cuzary, El - Yehudah Ha-Leví

Tu intención agrada al Creador, pero tus obras no le son gratas. Estas palabras se le repetían una y otra vez en sueños a Obadiah, el rey de los jazares, de forma que hizo venir sabios de todas las religiones por ver cuál había de observar. En El libro de la prueba y de la demostración de defensa de la religión menospreciada, más conocido como EL Cuzary, Yehudah HaLeví (1076-1141) narra las conversaciones mantenidas entre este rey (Cuzary) y un sabio hebreo. Durante cinco discursos, este último trata de mostrar el judaísmo como la única y verdadera religión. Es un extraordinario compendio de tradiciones orales y costumbres semitas arremetiendo, en menor medida, contra filósofos, epicúreos, cristianos e islámicos, pero por encima de todo, contra la secta de los caraítas, secta que, a la sazón, amenazaba la unidad religiosa judía.

Pag: 287

Tu intención agrada al Creador, pero tus obras no le son gratas. Estas palabras se le repetían una y otra vez en sueños a Obadiah, el rey de los jazares, de forma que hizo venir sabios de todas las religiones por ver cuál había de observar. En El libro de la prueba y de la demostración de defensa de la religión menospreciada, más conocido como EL Cuzary, Yehudah HaLeví (1076-1141) narra las conversaciones mantenidas entre este rey (Cuzary) y un sabio hebreo. Durante cinco discursos, este último trata de mostrar el judaísmo como la única y verdadera religión. Es un extraordinario compendio de tradiciones orales y costumbres semitas arremetiendo, en menor medida, contra filósofos, epicúreos, cristianos e islámicos, pero por encima de todo, contra la secta de los caraítas, secta que, a la sazón, amenazaba la unidad religiosa judía.

Pag: 287