Athanasius Kircher. Itinerario del éxtasis o las imágenes de un saber universal,Ignacio Gómez de Liaño

Athanasius Kircher (1601-1680) es uno de los últimos grandes ejemplos del sabio universal que domina todas las ciencias de su época y, sin duda, el más característico del siglo XVII. Barroco como su tiempo, en sus obras abarca temáticas tan diversas como la egiptología, la sinología, el magnetismo, la vulcanología, la óptica, la mecánica, la acústica, la lógica combinatoria y la sciencia universalis. En su Arca de Noé y en su Torre de Babel, Kircher reconstruye arqueológicamente, con una minuciosidad plena de desbordante fantasía, los primeros pasos de la humanidad. 520 paginas.
Athanasius Kircher (1601-1680) es uno de los últimos grandes ejemplos del sabio universal que domina todas las ciencias de su época y, sin duda, el más característico del siglo XVII. Barroco como su tiempo, en sus obras abarca temáticas tan diversas como la egiptología, la sinología, el magnetismo, la vulcanología, la óptica, la mecánica, la acústica, la lógica combinatoria y la sciencia universalis. En su Arca de Noé y en su Torre de Babel, Kircher reconstruye arqueológicamente, con una minuciosidad plena de desbordante fantasía, los primeros pasos de la humanidad. En su Latium, confecciona una preciosa y erudita guía «turística» de los parajes y monumentos que rodean a Roma. En su Museo del Colegio Romano de los jesuitas dio cita, a lo largo de una buena parte del siglo XVII, a eruditos, príncipes y artistas llegados de toda Europa. Su Musurgia fue el tratado de música más completo de su época y el que gozó de mayor difusión. Otro tanto puede decirse de su China ilustrada, auténtica suma de sinología, o de œdipi Aegiptiaci, en el que intentó descifrar los jeroglíficos egipcios.>br> Admirada en toda Europa, la colosal obra de Kircher se desglosa en una impresionante sucesión de representaciones visuales del saber. Esta nueva edición con 520 ilustraciones, a cargo de Ignacio Gómez de Liaño, recoge el corpus casi completo de la iconografía kircheriana junto con las notas explicativas y las introducciones a la obra y a la vida de Kircher, y no es sólo una perfecta iniciación a los más diversos y curiosos conocimientos intelectuales del Barroco sino también una verdadera delicia para el ojo y la imaginación.